lunes, 23 de noviembre de 2009

El Banco y mi tarjeta



Salgo pronto de casa, quiero poner gasolina y sacar dinero de algún cajero automático

Voy primero al cajero automatico, pongo la tarjeta y hace rum, rum barrabum y patapum…y en una pantallita, sale una nota diciendo que se queda con la tarjeta por estar caducada, ¡¡¡una tarjeta que ayer mismo use para pagar un libro!!!

¡¡¡Ahora que hago!!!, pues, entro al Banco, les pregunto y les explico, un momento me dicen, y a los diez minutos cuando ya estaba fuera de mis casillas, sale un Sr. con traje, corbata, zapatos, o sea , una caca de pollo,

--me dice-- soy el Director y no le puedo devolver la tarjeta por estar caducada

Con rápidos pensamientos le digo que me hace falta dinero para poner gasolina al coche, y tal y tal…que me de algo en contra de mi carnet de identidad (DNI)

Sonríe y me cuenta una historia de amor que me fui sin ni un euro.

Estoy en la mañana de hoy y de momento todo tranquilo,
si pasa algo ya os lo cuento ¿OK?

Son las 11.33 AM

3 comentarios:

Sakkarah dijo...

Jajaja, que gracia me ha hecho lo de la caca de pollo...

Un beso.

Jorge dijo...

Mi no tener tarjeta, es mejor pagar con papeles...y no hay Rum Rum barrum

Saludos

Noesperesnada dijo...

Se cumple eso de que los bancos son un gran paraguas que te lo quitan cuando esta lloviendo...