miércoles, 30 de junio de 2010

Ni un Euro más




Con el tiempo uno acaba acostumbrarse a todo, incluso a no tener dinero. A simple vista se advierte la diferencia del que es veterano en estas lides y el que es simplemente un neófito.

Pero hoy en día yo ya no noto estas diferencias, los veo a todos muy desplumados,

Se están abriendo cantidad de casas de empeño para todos aquellos que están desocupados, será el negocio de los años venideros

¡¡Coñe!! Me voy a la casa de empeños que me la cierran con la hora que es

3 comentarios:

Walkyria Rennó Suleiman, dijo...

é incrível como nos acoetumamos a tudo!

o que vc vai penhorar?

Mariola dijo...

Los espaguettis se enfriaron al final...

:)

Besito

Makavetis dijo...

very nice! I find you from Leovi